“Grand Theft Auto 4” para Playstation 3 y Xbox 360

Cuando se habla del término “videojuego para adultos”, suele pensarse en juegos de corte sexual, gore o una mezcla de ambos. Entonces ¿Qué ocurre cuando un título “para adultos” no presenta dichos campos, sino simplemente trata como una persona es sumida en el mundo del hampa? Nace “Grand Theft Auto” que en su cuarta entrega demuestra que no solo es un gran juego, sino un gran exponente de videojuegos con criterio formado.

En “Grand Theft Auto IV” nos encontraremos con la historia de Niko Bellic, un serbio que escapando de la guerra, llega a la casa de su primo Roman en la ciudad ficticia de “Liberty City” (aunque la misma es una clarísima alusión a Nueva York). Dentro de esta caótica llegada donde Niko descubre que su primo no es el millonario que el esperaba, sino tan solo un perdedor metido en enredos con la mafia. Es entonces como nuestro protagonista deberá hacerse un espacio dentro del caótico mundo del crimen organizado para, aunque sea paradójico, pueda ser alguien dentro de la ciudad. El resto de la historia vale la pena ser conocido por cada uno de ustedes por lo que ahora entraremos a detalles netamente técnicos de este gran juego.

En primer lugar tenemos la ciudad. Liberty City no solo es gigante, sino que es totalmente viva. En ella somos tan solo un hombre más dentro de un completo mundo cosmopolita en el que hay ricos y pobres, gente justa y corrupta, ley y violencia. Cuando sales a las esquinas puedes efectivamente robar un auto (motos, camiones, buses, lanchas, helicópteros, etc., son desbloqueados a medida que avanzan las historias) para llegar a tu destino, pero también puedes optar a tomar un taxi o incluso el tren local para desplazarte. Es allí donde entra el primer gran punto que demuestra la madurez del título: puedes ser un criminal que solo cumple con misiones o realmente un desalmado que cada vez que puede roba, mata y delinque por placer. En la ciudad el crimen es penado y si eres visto por policías robando autos, contratando prostitutas o atropellando personas, ellos no dejarán de perseguirte hasta tenerte tras rejas (o en su defecto logres escapar).

Fuera de ello puedes interactuar con una serie de personajes (relevantes o no) a quienes puedes invitar a tomar unos tragos (y quedar tan ebrio que ni siquiera puedes caminar por un buen rato por lo que la opción de tomar un taxi es altamente recomendada), jugar boliche, dardos, comer en restaurantes, visitar bailarinas exóticas o incluso delinquir en parejas. Es así como decides si pasas la noche cenando con tu pareja en un restaurante o prefieres llevar a una prostituta a un callejón cercano (o ambas cosas).

Gráficamente el juego es muy bueno. Tiene unos detalles soberbios (la balas y la sangre quedan en los vehículos por mencionar algunos), pero lamentablemente a ratos se siente un poco “acartonado”. Esto es completamente comprensible si tomamos en cuenta el gran poder de interacción que existe no solo con los personajes, sino también con la ciudad misma. El puro clima con sus sorpresivas lluvias o momentos de niebla (unos espectáculos) que mágicamente pasan a días completamente soleados, hacen que uno perdone pequeños pormenores gráficos que aun la nueva generación de consolas debe soportar.

La música es otro punto a favor del juego: con una gran cantidad de estaciones de radio que abarcan prácticamente todos los estilos (incluyendo una estación de Puerto Rico cuyo DJ es nada menos que Daddy Yankee quien como deben imaginar solo programa reggaetón) y la cual no opaca en absoluto los sonidos del juego. Altamente recomendable la configuración de parlantes 5.1 ya que el juego, aprovechando esta característica, hace sentir al espectador como si realmente estuviera dentro de “Liberty City”. Finalmente el modo online del título es tan entretenido como el de historia. Para definirlo brevemente diré que es casi como un simulador de guerra de pandillas.

Con una cantidad gigante de misiones, una ciudad que tomará días descubrir y unos personajes tan carismáticos como delictuales, “Grand Theft Auto IV” es un juego que lleva la experiencia de divertirse a otro nivel. A un nivel adulto en el que debes entender que si bien todo lo que en el se desarrolla está contado como una historia ficticia, en la realidad de las ciudades muchos de esos sucesos ocurren diariamente. Es importante que los padres entiendan que este juego NO es para niños y que comprárselos solo estaría destruyendo su título de educadores.

GTA-IV no es un juego solo para adultos, es para adultos con criterio formado y son justamente los de este grupo quienes disfrutarán mucho más el título que cualquier inmaduro que desee solo satisfacer la curiosidad de conocer el probable título que competirá con “Metal Gear Solid 4” por el galardón de “Juego del Año”. Disponible para Playstation3 y Xbox360.


%title

    el 26.05.08

Foro y Comentarios

 

Especiales