Guía de Prince Of Persia: The Sands of Time

GUÍA PRINCE OF PERSIA: THE SANDS OF TIME

Prince Of Persia: The Sands of Time
  • TRUCOS PC
  • TRUCOS PSX-2
  • TRUCOS GAMECUBE
  • Autor GuiaMania: EMEGEDOS

    GUIA PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO

    Al recoger la Daga, el Príncipe ha liberado las Arenas del Tiempo, convirtiendo a todos los habitantes del reino en muertos vivientes. Sólo él, protegido por la Daga, y la Princesa del palacio invadido, gracias al extraño medallón que porta, se han salvado del hechizo.

    La Invasión

    La aventura comienza a las afueras del palacio atacado por las tropas del Príncipe. Escala la pared derruida de la derecha, y entra en el recinto. Mata al guardia y sube la escala de madera, hasta la muralla Puedes beber el agua de la piscina para recuperar fuerzas. A continuación desciende por la muralla derruida, y acaba con los cuatro guardias. Vuelve a entrar en el palacio, y corre por la pared horizontalmente, para llegar hasta la escala. Arriba, derrota a otros cuatro soldados, y salta a la cornisa. Después sube a la de más arriba, y rodea el edificio hasta el agujero de la pared. Así podrás acceder al interior del palacio. Vence a los guardias, súbete a una de las columnas redondas, y salta de una a otra para acceder al balcón superior. Debes superar otro abismo corriendo horizontalmente por la pared. Repite la operación en el siguiente agujero pero, en mitad del recorrido, salta para alcanzar el hueco que conduce al pasillo. Otra carrera te permitirá escalar la pared y saltar para agarrarte a la cornisa opuesta. Así llegarás a uno de los balcones de la gran sala donde se encuentra la Daga de las Arenas del Tiempo. Corre horizontalmente hacia la derecha y, en la segunda carrera, salta en mitad del trayecto para llegar a la cornisa con la ventana, desde la cual se puede ver la daga. Escala por la columna de la derecha y corre por los muros hasta llegar a una sala con estacas puntiagudas. Podrás recuperar fuerzas en la piscina. A continuación salta de borde a borde de la sala, hasta llegar a una gran estancia abierta. La pared en la que te encuentras tiene varias comisas inferiores, pero se irán rompiendo mientras las recorres. Cuando llegues al lado izquierdo del muro, salta a la columna y baja hasta la gran escalera. Escala la estatua gigante empezando por la mano, hasta llegar al hombro izquierdo. Allí tendrás que "rebotar" de muro en muro, hasta la cabeza.

    La Daga Mágica

    Cuando llegues a la cima, el Príncipe se apoderará de la Daga de las Arenas. Corre horizontalmente por la pared en varias ocasiones, hacia la trampa de pinchos. Enseguida te reunirás con el Gran Visir, que convence al padre del Príncipe para que se lleven como botín el gran Reloj que preside el palacio conquistado. De vuelta a casa, el Príncipe es engañado para que introduzca la daga en el reloj, liberando la maldición de las Arenas del Tiempo. En la sala del trono, acaba con los guardias poseídos y toca el remolino de arena, para tener la primera visión, y grabar el juego.

    Malabarismos

    Tras recuperarse del trance, el Príncipe deberá seguir a la Princesa, entrando por el hueco lateral. El camino quedará cortado por culpa de un derrumbe, así que entra por la puerta de la cortina y baja por la escalera rota hasta el piso inferior. A continuación usa las barras horizontales para escalar hasta un bordillo que te permitirá subir hasta una columna. Corre por la pared de la izquierda para alcanzar una barra vertical, camino del balcón. Podrás ver a la Princesa al final del pasillo, pero otro derrumbe te obligará a colgarte de varias barras hasta otro balcón, y desde ahí, más barras al balcón opuesto. Desciende por los postes y pelea contra los eunucos poseídos. Cuando los derrotes, corre al otro lado de la sala y escala la pared para alcanzar la barra horizontal con el brasero.

    Así podrás subir de una a otra, rebotando en la pared hasta el hueco en donde el Príncipe tendrá otra visión, y podrás grabar.

    La Alcoba Real

    Sigue el pasillo y escala la roca para saltar a la barra horizontal que te lleva a un saliente. Encontrarás un hueco en la pared que conduce a una fuente mágica. Cuando despiertes baja por las rocas hasta que encuentres a la Princesa. Unos escarabajos gigantes interrumpirán vuestra amena conversación. Acaba con ellos y alcanza la gran alcoba real. Sal al balcón exterior, donde verás el artefacto volador, y recorre horizontalmente la pared hasta el otro lado. Salta de columna en columna hasta llegar al saliente, y desde allí corre por la pared hasta una nueva columna, que te llevará al nivel inferior, en donde podrás recargar la daga Salta a las columnas hasta el saliente contiguo, y escala la pared para alcanzar unas barras que te permitirán subir al nivel superior. Desde allí podrás saltar a una nueva concentración de Arena Brinca hacia las columnas, hasta un saliente por el que tendrás que descolgarte, descendiendo de bordillo en bordillo. Ya sólo te queda, para terminar esta fase, superar las barras verticales para alcanzar una columna que lleva hasta el suelo. Allí te espera una durísima pelea contra más de una docena de guardias armados hasta los dientes y con turbante y peligrosas mujeres del harén, que son más de lo que parecen...

    Los Primeros Puzzles

    Para salir de la alcoba empuja las librerías de la pared, hasta que descubras una puerta oculta. Corre por el muro y rebota para alcanzar el saliente que conduce a una baldosa con un símbolo lunar. Al pisarla, se abrirá una puerta. Empuja la caja encima de la baldosa y tira de la argolla del muro, para extender el puente. Rápidamente, corre sobre él y salta al gran soporte circular, en el centro de la sala El Príncipe tendrá que descifrar el extraño mecanismo de defensa: La Maquinaria Lunar.

    El mecanismo se activa insertando las columnas de cristal en los orificios superiores que representan los distintos estados de la luna: Luna llena (blanca), Luna nueva (negra), cuarto menguante y luna media (mitad blanca y mitad negra). Las columnas están colocadas en unos determinados orificios, tal y como se ve en el mapa del muro. por tanto, siguiendo los raíles, tienes que llevarlas a la parte superior. en la plataforma hay dos mandos: para girar a la izquierda y derecha, y para elevarla o bajarla.

    La solución correcta es: Pisa la baldosa Luna blanca para enganchar dicha columna en la plataforma. gira a la derecha. sube 1 nivel. gira a la izquierda 3 veces. Baja 1 nivel. Pisa la baldosa luna Negra. Sube 1 nivel. Gira a la derecha 2 veces. Sube 2 niveles. Pisa la baldosa cuarto menguante. Sube 1 nivel. Gira la plataforma hasta que las baldosas se igualen a las lunas del muro. Sube 1 nivel.

    Cuando se ponga en marcha, extenderá un puente hasta la salida Crúzalo y toma la escalera del muro izquierdo. Colúmpiate del colgador para que la luz se filtre en la sala y recorra los espejos, abriendo la puerta.

    Las Trampas Defensivas del Palacio

    Sortea el pasillo de cuchillas y acciona el tirador para abrir la puerta del otro extremo. Solo tienes un par de minutos para llegar... ¡Así que date mucha prisa! Para superar los dos grandes huecos del pasillo salta a la cornisa y rebota de una pared a otra, evitando las cuchillas. En el patio, pisa el interruptor que levanta una columna y úsala para llegar al poste horizontal, hasta la terraza. Cuélgate de otro tirador y entra por el hueco que abre. Súbete a la roca para correr por la pared, rebotando en la misma para alcanzar la escala que cuelga. Allí cerca verás un agujero en el muro, que lleva a una fuente mágica. Para escapar del patio, debes subir a la terraza superior. Para ello corre por la pared y cuélgate del poste. Salta de uno a otro hasta el borde. Tendrás que recorrerlo hacia la derecha y saltar a la izquierda para llegar a la cornisa. Ahora corre horizontalmente por la pared y rebota al final para arribar al balcón. Corre verticalmente por la pared para alcanzar el borde, escálalo y salta al poste horizontal. Hay una puerta de madera, pero está cerrada, así que tendrás que correr horizontalmente por el muro y rebotar en el mismo, un par de veces, para llegar hasta una baldosa que, al pisarla, abrirá la puerta que permite salir del patio. Por desgracia, el peligro aún no ha pasado: Arrastra el tirador de la pared para abrir la puerta del fondo y activar la cuenta atrás. Sortea las cuchillas, pisa el botón y sube a la cornisa recién extendida, para saltar al borde superior. Escala de borde en borde. La puerta tras el abismo de cuchillas conduce a una inmensa sala en donde la princesa combate contra un enorme guerrero con turbante y sus secuaces. Acaba con ellos, graba en el remolino de arena y sigue los pasos de Farah. No te olvides de que, para acabar con el jefe, tendrás que golpearlo en la cabeza.

    El Estanque Ajardinado

    Salta sobre las plataformas de madera para llegar a un pequeño estanque sembrado de nenúfares. Sube las escaleras hasta la puerta con el símbolo amarillo. Fíjate en las pequeñas almenas que sobresalen en el muro: corre horizontalmente para llegar al tejado de la primera de ellas, y repite el proceso hasta el estandarte. Salta de uno a otro hacia una nueva almena, y desde allí desciende a una noria que abre la puerta del edificio. Baja hasta ella, deshazte de varios guardias, y graba la partida.

    Tienes que subir hasta la parte superior de la torre. Para ello escala las rocas y súbete a la cornisa. Al rebotar en la pared, podrás agarrarte a la barra horizontal. Debes saltar de barra en barra hasta la cima. Después activa un pulsador en el muro, para abrir la puerta de salida. Baja las escaleras y pisa la baldosa, para reunirte con Farah. Sube de nuevo, y deja que la Princesa se escurra por la grieta; así podrá abrirte la puerta. Llegarás a una gran sala con escaleras móviles que se activa colgándose de los tiradores.

    Para bajar hasta el almacén. Corre horizontalmente por la pared y rebota en El último instante, para alcanzar el primer tirador. Las escaleras se moverán, permitiendo a la princesa llegar a un segundo tirador. Este desplazará a las escaleras junto al príncipe, liberando el camino hacia un enganche de pared que abre una puerta al otro lado del pasillo, al mismo tiempo que activa varias trampas.

    Regresa con la princesa y cuelgate de un nuevo tirador, que permitirá alzara alcanzar uno más. Repite el proceso hasta que ambos se reunan en en un saliente de madera, en la base del almacén. El príncipe se enfrentará a zombies.

    Empuja la caja que hay en una esquina. Una segunda caja se localiza sobre una pila de cajones. Empújala sobre la segunda baldosa blanca, para subir unos pequeños apoyos sobre el saliente de Farah. Usa al que hay arriba para correr verticalmente sobre el símbolo naranja. Y rebotar hacia el tirador que abre la puerta del almacén.

    El Aviario

    De nuevo en el exterior, busca la terraza lateral y trepa por la palmera; en la isleta está la rama que lleva al aviario. Pisa la baldosa amarilla para que la Princesa pueda entrar. Acaba con los pájaros asesinos, entra en la cueva y arrastra la caja para que Farah acceda a la grieta. Ya en la gran jaula salta de barra en barra, hasta la plataforma de madera. Corre horizontalmente por la jaula para alcanzar la plataforma del otro lado, y usa los postes para subir a la plataforma superior. A continuación asciende por la escala y recorre la plataforma hasta que puedas saltar a la gran barra central, que conduce hasta un agujero en la jaula. Accede al saliente de roca, hacia la cima del aviario. Ahí hay una noria que abre la puerta naranja. Ahora debes saltar al saliente con el remolino de arena, para grabar. Déjate caer hasta el farol; así podrás alcanzar un pulsador, corriendo verticalmente por la pared, que extenderá la escala para ayudar a la Princesa.

    Los puentes Colgantes

    En el interior de la cueva, los dos héroes se enfrentarán a una horda de escarabajos gigantes. Cuélgate del tirador corriendo verticalmente desde las rocas elevadas. Esto abrirá la jaula que permitirá al Príncipe mover la caja de su interior, para que Farah se cuele por la grieta. Seguidamente tira del pulsador del muro, para poner en marcha la cuenta atrás. Supera las trampas para llegar hasta los puentes colgantes. Accede ala palmera junto al puente más bajo y brinca de árbol en árbol hasta llegar arriba. Desde ahí corre por el muro hasta el pequeño saliente. Úsalo como apoyo para posarte en el tronco de otra palmera Salta de una a otra hasta la cascada, y desciende hasta el puente que da acceso a la noria que abre la puerta naranja. Deberás volver abajo, usando los árboles como apoyo.

    Los Baños

    Ya en el interior del palacio llegarás a los baños públicos, plagados de enemigos. Los más peligrosos están armados con cadenas. Sube las escaleras y empuja el jarrón sobre la baldosa amarilla Déjate caer al fondo del abismo, y rebota de pared en pared hasta llegar arriba llegarás a una grandiosa sala con una piscina elevada en el centro. Cuando extermines a los monstruos empuja la estatua junto a la piscina, y bloquea el pulsador de la izquierda. Para pulsar el de la derecha, corre verticalmente por la pared. La Princesa pisará el de la piscina, y así se abrirá una puerta lateral que conduce a una noria. Gírala para detener la corriente de agua. Ahora tienes que colgarte de dos tiradores que hay en el techo, a ambos lados de la gran estancia. Para llegar a ellos, debes correr verticalmente en la pared opuesta de la sala, y alcanzar un saliente. Desde el saliente salta a la barra horizontal, y colúmpiate de barra en barra, usando alguna columna como enlace, hasta el tirador. Cuando te cuelgues de los dos se abrirá un pequeño hueco en el muro. Empuja la piedra dentro de él, para que caiga en la otra habitación. Ahora regresa a los baños de principio y mueve la piedra debajo de la escala que hay en el muro, para que el Príncipe pueda subir por ella. Ábrete paso saltando de saliente en saliente, y usando las barras como apoyo, hasta un balcón con una baldosa amarilla. Al pisarla, se activan varias cuchillas giratorias. Derrota a los zombies y empuja el armario bajo la barra, para subir hasta ella. Salta de columna en columna, en el centro de la sala, para llegar al otro extremo. Desde allí accederás al balcón donde se encuentra una nueva espada, que permite destrozar vallas y muros de piedra. La podrás probar enseguida, rompiendo la puerta de madera en la terraza contigua. Baja las escaleras y rompe el muro agrietado para encontrar una fuente mágica. Regresa a la sala de la piscina y destroza la pared lateral, descubriendo unas escalinatas que conducen a unas enormes cavernas. Para alcanzar la barra donde columpiarte, empuja la roca hacia el hueco del suelo, y súbete encima Balancéate hacia la columna del centro de la caverna, y salta a la plataforma de la izquierda. Déjate caer por el saliente, y rebota de pared en pared hasta el saliente del otro lado del barranco. Desde allí podrás alcanzar la columna donde reposa un remolino de arena, que llenará tu daga Cuélgate del borde para dejarte caer a un saliente inferior, y bordea la columna para saltar a una plataforma pegada al muro, que conduce a la puerta en donde espera la Princesa. Una noria abre la puerta junto a un pasillo plagado de escarabajos. Cuando los aniquiles debes arrastrar la piedra de la esquina, para liberar una grieta que la Princesa no dudará en explorar. Así podrá extender las plataformas sobre el abismo.

    El Puente Levadizo

    En la antesala polvorienta, destroza el muro a espadazos, y presiona la baldosa para abrir la puerta. Otra escaramuza te espera en las grandes escaleras. A continuación debes escalar las rocas derruidas y subir por las barras. Desde la cornisa con el remolino de arena salta a la barra superior, hasta el balcón. Pisa la baldosa para llegar al puente levadizo. En el balcón izquierdo encontrarás varias astas de bandera que llevan a un tejado con trampas. Al otro lado hay un tirador que abre la puerta contigua. Crúzala y cuélgate de otro tirador, para revelar la escala que permitirá entrar a la Princesa; se colará por la rendija de la verja, y abrirá la puerta amarilla. Ya sólo tienes que colgarte del tirador, para bajar el puente levadizo. Para llegar hasta él, sal a la terraza y descuélgate por los andamios. Derrota a los guardias del puente, y gira la noria para abrir la entrada al palacio. Llegarás arriba usando la pasarela móvil.

    Para ello, sube los primeros pero no sigas hacia arriba, después debes apoyarte en la pared para colgarte de la barra. Salta de farol en farol hasta el tirador. Cuélgate de el para mover la pasarela. Farah hará lo mismo con el tirador del otro extremo. Vuelve a colgarte una segunda vez para subir aún más la pasarela; así la princesa escalará hasta el tirador más alto, y subirá la pasarela al nivel más elevado.

    Escala la roca junto al tirador, sube por la cornisa, esquivando la Sierra. Justo enfrente, debe encontrarse la pasarela. Salta hacia ella y usala como apoyo para saltar el agujero en el muro. Corre por el balcón hasta el poste, y colúmpiate hacia el otro extremo. Entra de nuevo en la torre y cuélgate del nuevo tirador. Sube a la plataforma con para que Farah lo haga girar, y así pueda saltar a los salientes del otro lado. Accede al último tirador y accionalo para que caiga una escala. La princesa subirá por ella y se colará por el hueco, abriendo la puerta de salida

    De nuevo en el exterior, deshazte de los pájaros de Arena, y cruza el puente. Éste se colapsará dejando atrapados a los héroes.

    Las Cavernas

    Descuélgate de la terraza al nivel inferior. Salta hacia las columnas, hasta llegar a un saliente. Recórrelo hasta el otro extremo, y déjate caer, rebotando de pared en pared. Cuando llegues abajo el suelo se derrumbará, así que corre hacia la izquierda y sube por el andamio para coger la barra horizontal, hacia la terraza con el remolino de arena. Escala la otra columna para volver al muro de origen, pero en el siguiente andamio. Después camina por el delgado muro, hasta que llegues al aviario.

    El patio tapiado, de forma circular, está poblado por terribles pájaros gigantes. Comienzas en el muro superior del recinto, así que corre hacia él asta de la bandera y salta de una a otra, para arribar al remolino de arena y poder grabar. Ahora tendrás que caminar de puntillas por los marcos de las puertas y las delegadas tapias del patio. Salta de una a otra hacia el centro del patio, en donde tendrás que pelear con los pájaros. Sigue la tapia, y salta al apoyo de madera que lleva a la atalaya en donde hay un tirador, que desciende de una escala y abre una puerta.

    Baja al patio por la escalera con y busca un tirador que te permitirá cambiar la disposición de las tapias. En otro hueco encontrarás un interruptor en la pared, que inicia una cuenta atrás, bajando el portón. Sube por la escalera y vuelve a recorrer las tapias, de regreso al balcón en donde grabaste que por última vez. Desde allí podrás correr horizontalmente por la portón que se está deslizando para alcanzar la última Atalaya, cuyo tirador baja una escala que da acceso al pulsador que te permitirá abrir la puerta naranja.

    Rompe el muro con la espada y entra en el subterráneo. Cruza el tronco y desciende hasta la orilla del río. Acaba con los escarabajos que te encuentres por el camino, y luego vuelve a cruzar otro tronco, bajando más salientes. Salta a la cornisa de la cascada, y vuelve a caminar por otro tronco, espantando a los murciélagos. Debes acceder a los apoyos de la cascada, hacia el remolino de arena. Cruza un nuevo tronco, y rompe el muro de la caverna oculta. Ante el Príncipe se abrirán varias pasarelas de madera que se derrumban a su paso. Al final de las mismas rompe el muro con la espada, y repite el proceso. Así llegarás a un saliente desde donde podrás saltar sin problemas a la estalactita. Salta a la plataforma y corre horizontalmente para alcanzar una nueva estalactita. Salta de una a otra hacia un apoyo, y repite el proceso hasta que llegues al remolino de arena. De nuevo tendrás que avanzar por el techo, sujetándote en las agujas que cuelgan de él, camino de una cueva circular en cuyas paredes se apoyan varios salientes de madera. Desciende por ellos utilizando las escalas, y cuélate por el agujero que se encuentra situado en el fondo de la caverna. Rompe el muro para acceder de nuevo al palacio y dar por finalizada esta fase del juego.

    Los Sótanos

    Desde la entrada, dirígete al oeste y súbete a la roca, para alcanzar la cuerda que conduce al remolino de arena. Descuélgate por el saliente, salta de viga en viga, escala la columna, balancea la cuerda y agarra el saliente que hay en la puerta enrejada. Desde ahí podrás coger otra cuerda, a la izquierda. Salta de cuerda en cuerda hasta la abertura, y corre por la pared para alcanzar el saliente. Es el momento de evitar las trampas que protegen el tirador. Actívalo y déjate caer por la trampilla. Empuja la jaula hacia el fondo y después a la derecha para poder subirte encima y colgarte de otro saliente. Avanza hacia el oeste, y salta de cuerda en cuerda.

    El Harén

    En el exterior del pozo, pelea contra varios zombies barrigudos. Deberás balancearte sobre una cuerda en un foso de estacas, para pulsar el interruptor blanco, que baja el puente, y el amarillo, que abre la puerta. Así llegarás al harén. Ahora estira el tirador del muro y pisa la baldosa blanca para extender un apoyo sobre el abismo. Supera las trampas y cruza la puerta amarilla. Tras la inevitable pelea, busca un muro rompible cerca de la piscina.

    Activa un tirador, regresa y toma el nuevo camino. Supera el abismo y rompe un nuevo muro, para regresar al harén. Combate al enemigo, y reúnete con la Princesa. Ya sólo tienes que empujar la estatua para que Farah se cuele por el hueco y abra la puerta. Gira la noria y prepárate para penetrar en las profundidades de palacio.

    La Biblioteca

    Un nuevo enigma espera a los héroes: el juego de los espejos. Gira el primero que encuentres 180 grados; llevarás la luz a la siguiente área. Libera la biblioteca y arrastra el espejo junto al muro para que Farah pueda escurrirse por la grieta. A continuación empuja el espejo a la derecha del que está frente a la grieta para que la luz se refleje de uno otro. Sigue el haz de luz y rompe el muro para que ésta llegue al otro espejo. Mueve el espejo para que la luz incida en el símbolo del centro de la sala. Ahora escala la estatua centra salta a la viga. Desde allí podrás asirte al saliente. Sal de barra en barra hasta que la Princesa abra la puerta colgándose del tirador. Corre verticalmente por pared para activar el pulsador, y rebota de pared en pared para subir encima la estantería. Busca la escala, sube, salta a las vigas y recórrelas, eliminando a los murciélagos. Si sigues de frente, llegarás a una fuente mágica. Sin embargo, el camino correcto está a la izquierda, en la plataforma central con el espejo. Gira un cuarto de vuelta y salta la tarima de enfrente. Cuélgate de la barra y rebota para encontrar otro espejo que deberás dirigir hasta el rayo de luz. Corre por pared y agarrate al saliente. Déjate caer a la cornisa inferior, y corre horizonte mente por el muro un par de veces. Ya sólo tienes que girar el último espejo hacia el símbolo, para completar el puzzle. Finamente sube a la columna y, emulando a Tartán, salta de cuerda en cuerda hasta el saliente que conecta con la escala. Sube por la misma y derrumba el muro. Cuélgate del tirador y cambia la posición de los dos espejos del otro lado. Salta hacia la gran abertura, déjate caer al saliente inferior, y recoge la nueva espada, que es más poderosa que la que tienes. Acciona el tirador del muro para escapar. llegarás al observatorio, en donde tendrás que manipular los planetas.

    El primer paso para escapar del observatorio consiste en alcanzar los planetas del techo. Cuando despaches a los soldados poseídos, graba la partida en el remolino de arena y sube al mecanismo del centro del observatorio. Farah, que se ha escurrido por una grieta, lo elevara hasta el siguiente nivel. Salta a la cornisa y usa las banderas para llegar a la noria.

    El segundo paso consiste en manipular la posición de los planetas , pues de ellos cuelgan barras y columnas que dan acceso a varios tiradores. Gira tres veces la novia para mover los planetas y salta de barra en barra hasta la noria que se encuentra situada en el extremo opuesto. Está debes girarla sólo una vez. Regresa a las barras, pero ahora podrás alcanzar el tirador. Después pisa la baldosa y corre horizontalmente por la pared para regresar a la primera noria. La nueva disposición de los planetas tras los movimientos del mecanismo te permitirá balancearte en las barras y girar en la columna para alcanzar el tirador naranja, que es el que abre la puerta principal. Ahora sí, ya puedes bajar y reunirte con la princesa

    Cuando los dos héroes se vuelvan a reunir, les espera un pasillo lleno de cuchillas. Farah se escurrirá por una agujero y abrirá la puerta. Sortea las cuchillas, pisa la baldosa amarilla, y escapa. Acciona el tirador del muro para abrir la última puerta, que te conducirá directamente al exterior.

    Los Jardines

    El recibimiento no es muy amistoso, pero eso es algo a lo que el Príncipe ya se ha acostumbrado. Sube por la escala, salta a la tapia y recórrela, esquivando a los pájaros si te atacan, para poder saltar a la cuerda. Desde ella podrás alcanzar la viga. Escala por las barras hasta las terrazas superiores -en algunos casos tendrás que correr por el muro- y busca dos cuerdas elevadas que llevan a un pequeño tejado. Desciende, y gira la noria del interior. Supera los abismos de pinchos, y enfréntate a unos cuantos escarabajos. Otro par de carreras te llevarán a las murallas. Combate y graba la partida. Al final de las murallas, a la izquierda, salta a una barra y usa la viga para llegar al otro lado del edificio. El puente se colapsará, arrastrando al Príncipe hasta los sótanos.

    Desciende por la escalera hacia la plataforma de hierro. Tienes que correr verticalmente por las paredes, presionando los interruptores por el camino para extender las plataformas de las celdas, que te permitirán llegar al ascensor. Baja un nivel y repite el proceso, aunque esta vez tendrás que rebotar en el interruptor para alcanzar las plataformas. Agárrate a la barra de la jaula, y baja por la escala. De nuevo tendrás que rebotar en los interruptores y usar las barras para tomar un último ascensor que conduce a la escalera de bajada. Derrota a los verdugos y arrastra la jaula hasta la baldosa amarilla, para abrir la puerta. Esquiva las cuchillas y corre verticalmente para activar la baldosa del muro. Ya en la sala de torturas, tira de los dos enganches del muro para mover los bloques de piedra y formar un hueco por el que podrás llegar arriba, rebotando entre paredes. Sube a la viga, espanta a los murciélagos, y salta a la viga del otro extremo. Ahora viene lo difícil: debes brincar a los interruptores de ambos lados del muro, rebotando en los mismos para volver a la viga. Con esto moverás la pared y formarás un hueco por el que podrás escalar, saltando de muro en muro. Coge la barra vertical y presiona la baldosa para tomar la escalera de salida. A plena de luz del sol, en un amplio patio con una gran escalinata, los dos héroes se enfrentan a una nueva horda de monstruos poseídos. Cuando la carnicería termine, un extraño juego de interruptores impide su avance.

    El pulsador naranja abre la verja de salida, pero es inaccesible. Podrías llegar a él subiéndote en una caja pero... ¿como llegar a la plataforma elevada donde se encuentra? Comienza subiendo las escaleras y pisando la baldosa: elevará un bloque en un lateral del patio. súbete en el y corre horizontalmente por la pared hasta llegar al techo del cobertizo, en donde reposa otro interruptor. su pulsación elevará otro bloque en el lado opuesto del patio. Corre hacia el, y de nuevo recorrer la pared para alcanzar la plataforma con la caja.

    Empuja la caja al suelo, y arrástrala bajo la baldosa naranja; te servirá de apoyo para activarla, y abrir el portón. Sal del jardín y cruza el puente hacia el otro palacio. en el pasillo, rompe el muro para acceder a una fuente mágica. Sube a la gran plataforma alfombrada, que ascenderá hasta la torre. Tras vencer a los zombis, podrás activar un tirador que te permitirá coger un ascensor al Gran Reloj.

    El Gran Reloj

    Por fin, los príncipes han alcanzado su objetivo. Sube al saliente del tabique y corre horizontalmente sobre las tres columnas, para acceder a la barra que lleva a la cima del reloj. Entonces aparecerá el Gran Visir, que enviará a los héroes a las tumbas. Haz que el Príncipe descienda la escalera de caracol y prepárate a enfrentarte a un difícil puzzle

    Alrededor de la fuente hay varias puertas. Para saber cual es la correcta. espera a que la princesa le diga si está cerca, muy cerca, o un genérico "aquí". Si tienes una tarjeta de sonido 3D, es mas sencillo. Para resolver el puzzle detente en cada puerta y espera a que la princesa hable. aquí tienes la solución, aunque es posible que cambie en cada partida.

    En el primer piso, toma la puerta justo enfrente de la salida. A continuación entra en la quinta puerta de la derecha, la segunda a la izquierda, y la tercera a la derecha.

    Segundo piso: Toma la cuarta puerta a la derecha, la segunda a la derecha, y la cuarta a la derecha.

    El feliz reencuentro terminará con el Príncipe sin daga ni espada.

    Las Catacumbas

    Esquiva a los enemigos y entra en la sala de los espejos. El príncipe desarmado lo que necesita es recuperar la espada que reposa en el altar, protegida por un campo de fuerza inaccesible. La sala dispone de cuatro espejos móviles, que el héroe puede arrastrar, y varios más fijos, situados en las columnas de la idílica terraza.

    Para recoger la espada tendrás que orientar el rayo de luz, moviendo los 4 espejos, para que rebote e incida en el símbolo redondo situado en un lateral del altar. existen muchas maneras de hacerlo, pero si no lo consigues, consulta la siguiente explicación:

    Mueve el espejo que se encuentra situado junto ala entrada de la sala -el que no tiene luz- bajo el que está iluminado. La luz debe rebotar hacia el espejo situado en la columna del balcón, justo a la derecha. El haz girará noventa grados hacia el espejo de arriba.

    Empuja uno de los espejos móviles para que dirija el chorro de luz hacia abajo, y usa el último espejo de los que te quedan para enfocarla hacia el símbolo.

    Ten en cuenta que no tienes daga, así que no puedes "rebobinar", pero basta un espadazo para acabar con los monstruos. Rompe la puerta de madera junto al altar y escala, usando las barras. Vence a los guardias, graba y déjate caer por el saliente de la terraza Salta a la viga, entra en el balcón por la parte de abajo y bebe en la fuente mágica. Después cuélgate del tirador para volver a la terraza. Escala el muro apoyándote en los salientes, y salta a la columna. Desde ella podrás impulsarte hacia la viga, que a su vez conecta con la viga del edificio de enfrente. Ahuyenta a los murciélagos que te encontrarás por allí. Rebota de pared en pared para subir al saliente superior, donde encontrarás a la princesa Farah. Lucha sobre el puente, graba, y prepárate para sentir auténtico vértigo...

    Las Murallas de Palacio

    Comienza el recorrido corriendo verticalmente en la pared derecha y rebotando, para alcanzar la barra. Sube hasta las vigas, salta al otro lado de la puerta, y desde ahí a la columna central, que te permitirá subir por un agujero en el techo, rebotando. Rodea la torre por el saliente -cuidado con los murciélagos-, corre por la pared y rebota de un lado a otro en el hueco, para ascender un nivel. Ahora deberás usar los estandartes como apoyo, hasta la viga decorada de madera. Déjate caer a la barra para cruzar al otro lado. Salta sobre los estandartes, expulsa a los murciélagos y sube por la "torres gemelas", rebotando entre los muros y escalando los salientes. Ya sólo tienes que balancearte sobre las banderolas para alcanzar una torre hueca. Rodéala, y rebota entre muros para bajar. En su interior pisa la baldosa amarilla y cruza la puerta antes de que se cierre. Salta de una escala a otra para acceder a la muralla interior. Cuando derrotes a los zombies, podrás grabar. Después sube por el poste y balancéate sobre las barras. Una de ellas se desprenderá, así que salta a la siguiente y después vuelve para poder alcanzar la cornisa del muro recién desprendido. Así podrás saltar a la viga superior. Camina sobre ella y corre horizontalmente hacia la izquierda, hasta que veas unas vigas perpendiculares a la muralla, conectadas con un minarete hueco. Rebota en su interior para llegar arriba, corre horizontalmente por el muro de la izquierda, y enfréntate a los murciélagos. Ahora deberás alcanzar una columna que cuelga en las alturas. Desde ella podrás saltar a una cabaña, con el tejado verde en cuyo centro hay un poste que sube hasta una barra, desde la que podrás alcanzar las escalas hacia la salida. En lo alto de la torre, Farah lucha contra unos monstruos. Por desgracia, se caerá por un barranco, pero al menos Príncipe habrá recupera la Daga. Busca a Farah, en manos del Gran Visir. Un último y desesperado combate contra el mago, concluirá esta aventura.


    Puedes consultar otras notas sobre Prince Of Persia: The Sands of Time

    Si te gusta la Guia, ayudanos con un Me Gusta :)


    Foro y Comentarios