Guía de FFX
 
 
Final Fantasy Salto »
   
    GuiaMania
    Final Fantasy 4
 
 

Final Fantasy IV


Final Fantasy IV, lanzado por Squaresoft en el año 1991, para la plataforma SNES, cuenta con una diferencia frente a su predecesor y es que en esta nueva entrega de FF se elimina la opción de elegir los trabajos. En su defecto se volvió al sistema de héroes predeterminados; al más puro estilo de Final Fantasy I, dándole un toque de nostalgia, pero a su vez incluyendo como siempre nuevas innovaciones y características al juego. Final Fantasy IV es el segundo videojuego de la saga lanzado en USA, por lo que en el país norteamericano se le conoce como Final Fantasy II; aunque años después fueron lanzadas las versiones anteriores en el mercado estadounidense. 



Toda la trama se desarrolla en el planeta Tierra, donde existen cristales que están asociados a los cuatro elementos y que forman parte del equilibrio entre la luz y la oscuridad. 

La historia atrapa al jugador desde el primer momento: Basada en un personaje principal (como en FF I) llamado Cecil (un caballero oscuro) comandante de la Flota Aérea del Rey Baron. Cuando Cecil llega de su última misión se percata de que el Rey Baron ha estado dando órdenes muy extrañas a los Alas Rojas y a Kain (amigo de la infancia de Cecil). Cecil decide hablar con el Rey y plantearle la inquietud que está generando entre las tropas, éste se enfada por las palabras de Cecil y lo envía junto a Kain a una misión muy peligrosa en la tierra de Mist; ellos deben llevar un anillo a ese país. La sorpresa fue que al llegar a Mist, el anillo activa una lluvia de fuego que arrasa todo el lugar quedando una sola sobreviviente, una joven que logra escapar junto a los dos héroes. Cecil siente una gran decepción por lo que a hecho el Rey. Desde este momento surgen nuevos acontecimientos que llevan a Cecil a conectarse con los cristales y cambiar de rumbo para volverse a la luz, se vuelve paladín y a partir de ese momento comienza la historia. 

En cuanto a la jugabilidad se puede decir que es el típico juego de RPG, con todos sus elementos y personajes, que deben cumplir misiones para subir sus niveles, para de esta manera cumplir los objetivos propuestos. Además cuenta con casa de curación, tiendas de armas y toda la parafernalia que acompaña a los juegos de RPG y FF en general. La nueva gran innovación en el sistema de batalla es la adición del sistema ATB (Batalla activa de tiempo), este es un revolucionario sistema donde los jugadores pueden dar órdenes a los personajes en tiempo real y no por lotes de turno, como en los juegos anteriores, esta mejora es tan atractiva que fue utilizada en los cinco juegos siguientes. 

En cuanto al combate, puede observarse que cada personaje cuenta con características específicas: fortalezas, habilidades y vulnerabilidades. El sistema de combate incluye la capacidad de lanzar encantamientos y habilidades especiales según la raza del personaje, puede observarse también la subdivisión de la magia en cuatro grupos: Blanca, Negra, Invocaciones y Ninjutsu. Otra de las características es la aparición del Chocobo de color negro, que tiene la particularidad de volar. 

En términos generales Final Fantasy IV puede considerarse un juego de RPG lineal, ya que la movilidad de los personajes está limitada a las alternativas en cuanto a rutas y sub-misiones, que puedan derivarse de los objetivos generales. Además existe solo una manera de avanzar en la trama y es siguiendo el perfecto orden de los objetivos planteados en el juego. 

Aprovechando el nuevo sistema de sonido que lanzaba la nueva consola SNES, Nobuo Uematsu, el tradicional compositor de la música de Final Fantasy, disfruta de lo lindo haciendo la música para el nuevo juego entre 1990 y 1991. El nuevo chip de audio SPCS700 de Superfarmicon hace que la música sea más viva y vibrante. Cabe destacar que cuenta con la tradicional influencia de música clásica y europea, aunque en esta ocasión adiciona toques de música rock, lo que hace esta banda sonora muy atractiva. 

En conclusión tenemos un juego muy, pero muy bueno, con nuevo sistema de combate, una historia bien estructurada, gran jugabilidad y sobre todo una banda sonora estupenda. Elementos que hacen de Final Fantasy IV, un emocionante y adictivo videojuego, que genera muchas horas de increíble diversión. 
Por Bulmaro Noguera - FFManiacs
 
 
 
 
 
Prohibida la reproducción en otra fuente   Privacidad    Contacto